sábado, 29 de diciembre de 2012

Majed Abdullah "El Pelé del desierto"


Leyenda del fútbol árabe fue nombrado por la IFFHS como el tercer mejor jugador del Siglo XX en Asia, sólo por detras de los coreanos Bum Kun Cha y Kim Joo-Sung. Nacido en Jeddah (Arabia Saudí) el 1 de Noviembre de 1959, jugaba como delantero centro y destacaba por su velocidad, capacidad de regate, gran potencia de salto y el disparo con ambas piernas.

Abdullah en el Mundial USA 1994
Hombre de un sólo club pasó toda su vida deportiva ligado al Al Nasr de Riad desde que llegó a la categorias inferiores en 1975. Tras jugar dos años en el segundo equipo pasó al primero en 1977 y permaneció hasta 1998, disputando un total de 455 encuentros y logrando 320 tantos. Su palmarés es muy extenso y a lo largo de su trayectoria consiguió todos los titulos que se pueden conseguir tanto en su país como a nivel continental en Asia. En los inicios de su carrera no se tomó muy en serio el fútbol y faltaba con regularidad a los entrenamientos para jugar con sus amigos en el barrio, pero después de un tiempo los directivos del club y su padre le hicieron rectificar y su comportamiento cambió. Las 5 Ligas que tiene el Al Nasr en su sala de trofeos las conquistó con Abdullah en sus filas en los años 1980, 1981, 1989, 1994 y 1995. Además vencieron en las ediciones de la Copa del Principe Saudí de 1981 por 3-1 al Al-Hilal, 1986 por 1-0 ante el Al-Ittihad, 1987 de nuevo frente al Al-Hilal por 1-0 y en 1990 contra el Al Taawon por 2-0. En el panorama continental los entorchados llegaron encadenados desde 1996 a 1998, en primer lugar lograron la Copa de Campeones del Golfo en 1996 tras derrotar al Dhofar de Omán y en 1997 al hacer lo propio con el Al-Kazma de Kuwait, un año más tarde se coronaron Campeones de Asia de clubes al ganar en la final por 1-0 al Suwon Samsung surcoreano y el último galardón fue la Supercopa de Asia con la que se alzaron tras derrotar al Pohang Steelers por el valor doble de los goles. En el plano individual se proclamó 6 veces máximo goleador de la Liga en las temporadas 1978-1979 con 18 goles, 1979-1980 con 17, 1980-1981 con 21, 1982-1983 con 14, 1985-1986 con 15 y 1988-1989 con 19 dianas. También fue el mejor artillero en la Copa de Campeones del Golfo de 1992 y Bota de Oro árabe en 2 ocasiones. Se retiró en 1998 a la edad de 39 años.

Con la Selección de Arabia Saudí tuvo un largo recorrido desde 1978 hasta 1994 disputando un total de 139 partidos y marcando 67 goles. Debutó frente a Pakistán en un torneo amistoso celebrado en Riad y el primer gran evento al que asistió fueron los Juegos Asiaticos de 1978 donde Arabia Saudí cayó en la primera ronda. En 1982 se erigió máximo goleador de la Copa del Golfo de Naciones con 7 goles en 5 partidos pero su país se tuvo que conformar con la cuarta plaza. Los buenos resultados no tardaron en llegar y en 1984 se clasificaron para los Juegos Olímpicos de Los Angeles, Abdullah jugó los tres partidos de la primera fase anotando el único tanto del equipo en el Campeonato, pero Arabia Saudí fue vapuleada por Alemania, Marruecos y Brasil y se volvió a casa en la ronda inicial. Unos meses más tarde levantó la Copa de Asia celebrada en Singapur al derrotar en la final a China por 2-0 y cuatro años más tarde revalidaron el título en Qatar tras vencer en los penaltis a Corea del Sur por 5-4. El nivel de la Selección habia subido muchos enteros en comparación a cuando llegó al plantel diez años antes y se corroboró cuando sacaron el billete para el Mundial de USA en 1994, que suponía su estreno en esta competición. Quedaron encuadrados en el Grupo F con Holanda, Bélgica y Marruecos y finalizaron líderes con 6 puntos tras ganar a los africanos por 2-1, a "los diablos rojos" por 1-0 y caer ante la oranje por 2-1. Abdullah disputó los partidos frente a los europeos pero no así el de octavos de final contra Suecia que les derrotó por 3-1 y fueron apeados del campeonato tras una más que digna participación. A partir de ese momento decidió dejar paso a los jovenes y puso punto final a su estancia en el combinado nacional.

Nombrado durante 3 años consecutivos mejor jugador de Asia (1984,1985,1986) en 2008 recibió su merecido homenaje por parte del Al Nasr, se organizó un partido entre el club saudí y el Real Madrid que se acababa de proclamar Campeón de Liga y ante 70.000 personas que abarrotaron el Estadio Rey Fahd se pudo despedir Majed Abdullah de los terrenos de juego disputando 15 minutos, en un enfrentamiento que acabó con victoria local por 4-1.

Actualmente trabaja en el Al Nasr como coordinador de todos los equipos del club y realiza labores de comentarista en TV y radio.


miércoles, 26 de diciembre de 2012

Faas Wilkes "El holandés errante"

Es el primer gran jugador de la factoria oranje que más tarde dio talentos del calibre de Johan Cruyff, Neeskens, Marco Van Basten o Dennis Bergkamp. Además fue el segundo futbolista neerlandés que se marchó a jugar al extranjero a finales de los años 40. Nació en Rotterdam (Holanda) el 13 de Octubre de 1923, se desempeñaba como delantero y pese medir 1´90cm era un jugador elegante, con gran desborde, que llevaba la pelota cosida al pie y tenía un cambio de ritmo terrorífico. Su compañero en el Valencia, Manuel Mestre, llegó a decir que era el único jugador del mundo capaz de hacer una pared consigo mismo. En Italia los aficionados le conocieron con el sobrenombre de "L´olandese volante" (El holandés errante).

Wilkes con la camiseta del Valencia
Inició su carrera profesional en 1941 en el Xerxes de Rotterdam donde permaneció hasta 1949 cuando se produjo su fichaje por el Inter de Milán. Con los nerazzurri completa tres temporadas a gran nivel marcando más de 40 goles, pero ello no lleva a ningún titulo con el equipo italiano que tenía grandes rivales en la época en la Juventus y el Milán. En 1952 es traspasado al Torino que pretendía reconstruir el plantel tras el accidente de Superga y la intención era que Wilkes fuese la pieza fundamental pero su rendimiento es muy pobre sobretodo a problemas en la rodilla y sólo anota un tanto en el año que pasa con el "Toro". El partido homenaje al valencianista Antonio Puchades que juegan granotas y taronges propicia el fichaje de Wilkes por el conjunto español cuyos directivos quedan prendados de su calidad. Se convierte en el primer delantero extranjero de la historia de la entidad y juega a un gran nivel en su estancia en el club. En su primera temporada marca 18 tantos y el equipo ché finaliza en tercera posición en Liga y consigue la Copa donde Wilkes no puede participar debido a su condición de foráneo. En 1955 logra 9 tantos y en 1956 un total de 11 que sirve al Valencia para terminar 5º y 6º en la competición doméstica. Al finalizar su estancia en la Liga Española regresa a su país a las filas de un modesto VV Venlo hasta 1958, cuando vuelve a España para enrolarse en el Levante. En aquel momento el club granota milita en Segunda División y la aportación de Wilkes con 20 tantos está a punto de servir el ascenso a la máxima categoría que finalmente no se produce al caer en el playoff ante la UD Las Palmas. Con 36 años se marcha al Fortuna Sittard, juega cuatro temporadas y pone punto y final a su trayectoria en 1964 en el equipo de su localidad natal donde comenzó, el Xerxes Rotterdam.

Con la Selección Holandesa disputó 38 encuentros marcando 35 goles. Hizo su debut en 1946, en un amistoso frente a la vecina Luxemburgo que acabó con victoria oranje por 2-6, cuatro de los tantos conseguidos por Wilkes. Participó en los Juegos Olímpicos de Londres en 1948, donde Holanda cayó en la segunda fase frente a Gran Bretaña al perder por 4-3 (logró un gol) tras haber eliminado previamente a Islandia por 3-1 con doblete suyo. No llegó nunca a jugar un Mundial aunque si estuvo inmerso en las clasificaciones para el Mundial de Suecia en 1958 y Chile 1962, pero Austria y Hungria respectivamente dejaron a Holanda sin billete para asistir al Campeonato del Mundo. Su último encuentro internacional fue precisamente uno de calificación para el Mundial de Chile y tuvo lugar en Leipzig en 1961 frente a Alemania Oriental que finalizó con un marcador de 1-1. Junto a Kees Rijvers y Abe Lenstra formó el famoso "Trio de oro" en el combinado nacional.

Falleció de un paro cardíaco el 15 de Agosto de 2006 en Rotterdam a la edad de 82 años.



viernes, 21 de diciembre de 2012

Simón Lecue "El niño de oro"


Uno de los jugadores más talentosos que dio España en la primera mitad del Siglo XX, gran profesional dejó huella en todos los equipos a los que perteneció y por el que el Real Madrid pagó en su traspaso una enorme cantidad de dinero al Real Betis, razón por la cual la prensa le bautizó como "el niño de oro". Nacido en Arrigorriaga provincia de Vizcaya (España) el 11 de Febrero de 1912, fue un interior izquierda de gran calidad, con visión de juego y un magnífico golpeo de balón lo que le hizo ser un consumado especialista en los lanzamientos de falta. Además aprovechaba su oportunismo parar marcar goles en los momentos decisivos del partido.

Lecue con la camiseta bética
Comenzó a jugar en el C.D. Padura de su localidad natal Arrigorriaga con 15 años, más tarde se marchó al Baskonia y en 1929 el Alavés se fijó en el y lo incorporó a su plantilla. Allí coincide entre otros con Ciriaco, Quincoces, Olivares, Albéniz o Sañudo, algunos de ellos futuro compañero en la Selección y en otros conjuntos como el Real Madrid. Debuta en Primera División en 1930 en un encuentro frente a la Real Sociedad que termina empate a 2. Permaneció en la entidad vitoriana hasta 1932 cuando ficha por el Real Betis, equipo donde explotó como jugador y al que más cariño tuvo como siempre reconocía. El entrenador O´Conell quedó prendado de sus virtudes y fue titular desde el primer instante, las dos primeras temporadas el equipo verdiblanco finalizó en mitad de la tabla hasta que llegó la gloriosa campaña de 1934-1935. Con un gran portero como Urquiaga, una defensa muy segura formada por Aedo y Areso, un centro del campo creativo con Adolfo, Larrinoa y el propio Lecue y los goles de Unamuno sorprendieron a propios y extraños consiguiendo el único trofeo liguero hasta la fecha en toda su historia. Aventajaron al Real Madrid en un punto y el alirón se produjo en Santander cuando vencieron al Racing por 0-5 con tres goles de Unamuno y dos de Caballero. La gran labor de Lecue durante su estancia en club de Heliópolis no pasó desapercibida para otros clubes que lanzaron sus redes sobre el y finalmente fue el Real Madrid quien se llevó el gato al agua en el verano de 1935 pagando una cifra récord por su traspaso, 50.000 pesetas. En la escuadra merengue compartió vestuario de nuevo con antiguos compañeros del Alavés que unidos a Zamora, los hermanos Regueiro o Sauto formaban una gran plantilla. En la Liga quedaron de nuevo en segunda posición esta vez por detrás del Athletic de Bilbao, pero obtuvieron la Copa al derrotar en una legendaria final al F.C. Barcelona por 2-1 uno de los tantos logrados por Lecue. Este enfrentamiento fue el último que se celebró en España antes del comienzo de la Guerra Civil. Al finalizar el conflicto bélico en 1939 Lecue seguía vinculado al Real Madrid y lo hizo durante tres temporadas más, donde salvo una segunda posición en 1942 los resultados de la entidad madridista fueron muy discretos. Fichó por el Valencia cuando contaba con 30 años y aunque el declive ya era evidente cuajó grandes actuaciones y siguió siendo un fijo del plantel inicial. Consiguió su segunda Liga en 1944 cuando el conjunto ché superó al Atlético Aviación por seis puntos en la clasificación. Su compañero Mundo fue pichichi en un equipo de gran calidad en el que destacaban Eizaguirre, Asensi, Epi o un veterano Gorostiza. No termina en el Valencia la temporada 1946-1947 y se marcha al Chamberí por unos meses, posteriormente se enrola en el Real Zaragoza que milita en Tercera División y allí pone fin a su carrera deportiva con 36 años tras ascender el cuadro maño a la categoría de plata.

Con la Selección Española es internacional en 7 ocasiones logrando un gol. Su debut no pudo tener mejor contrincante ni escenario, tuvo lugar en el primer partido de España en un Mundial y frente a Brasil. Fue en el celebrado en Italia en 1934 y España doblegó a la canarinha por 3-1 lo que les permitió enfrentarse a Italia en cuartos de final con la ya célebre eliminación hispana en el partido de desempate que Lecue jugó de manera íntegra (1-1 en el primer encuentro y 1-0 con victoria transalpina en el replay). Su único gol lo anotó precisamente el día que vestía por última vez la zamarra roja en 1936, en un amistoso ante Suiza en Berna que finalizó con victoria española por 0-2.

Tras su retirada se dedica a la representación, llevando en Madrid la comercialización de una conocida marca de vinos. Fallece el 27 de Febrero de 1984 a los 72 años tras sufrir en su domicilio una trombosis cerebral.

martes, 18 de diciembre de 2012

Ladislav Kuna "El cerebro del Spartak Trnava"


El conjunto eslovaco tuvo una época gloriosa a finales de los 60 y principios de los 70, dominó el panorama futbolístico en Checoslovaquia y vivió grandes momentos en Europa gracias a la dirección de Kuna y al talento de otras figuras como Jozef Adamec, Karol Dobias o Dusan Kabat. Nacido el 3 de abril de 1948 en Hlohovec (actual Eslovaquia) fue un jugador polivalente que podía jugar tanto en defensa como de centrocampista, elegante, sabía distribuir el juego con inteligencia y su poderío aéreo le permitió anotar muchos goles de cabeza.

Kuna en el Spartak Trnava
Llegó al Spartak Trnava en 1964 con 17 años y allí permanecería hasta 1980. Su principal valedor fue el técnico Anton Malatinsky quien se encargó personalmente de llevarle desde su localidad natal Hlohovec a la "Roma de Eslovaquia" como es conocida Trnava. Salvo cinco meses cuando realizó el servicio militar y jugaba en el FK Dukla Banska Bystrica fue indiscutible en las alineaciones de Malatinsky que le consideraba su prolongación en el terreno de juego. El primer título llegó con la Copa de Checoslovaquia de 1967 en la que el Spartak se impuso al Sparta de Praga por el valor doble de los goles en campo contrario, al quedar los dos partidos de la final con un tanteo de 4-2 en Praga y 2-0 en Trnava. Unas semanas después vencieron en la Copa Mitropa (torneo que jugaban paises de Europa central) al Ujpest Dozsa (Hungria) por un global de 4-5 y a partir de este instante comienza la eclosión de un equipo legendario que marcó una época su país. Consiguieron 5 trofeos de Liga desde 1968 a 1973 (excepto en 1970) y añadieron 2 Copas más a sus vitrinas en los años 1971 y 1975. El primer Campeonato de 1968 lo lograron tras aventajar al Slovan de Bratislava en 5 puntos lo que les llevó al año siguiente a participar en la Copa de Europa. La campaña 1968-1969 fue la mejor individualmente para Kuna que fue proclamado mejor jugador de Checoslovaquia aquel año y colectivamente para el Spartak, donde además de conquistar la Liga de nuevo por delante del Slovan de Bratislava realizaron un gran papel en la Copa de Europa, llegando a semifinales tras eliminar a Steaua de Bucarest (Rumania), Reipas Lahti (Finlandia) y AEK de Atenas (Grecia). A un paso de la gran final se encontraron con el Ajax de Amsterdam (Holanda) que años después dominaría Europa y que les venció por un resultado total de 3-2 tras el 3-0 de Amsterdam y el intento inútil de remontada del Spartak que venció en la vuelta por 2-0 ambos tantos de Kuna. En 1971 volvieron a la senda del triunfo después de la sequía del año anterior, ganaron la Liga con el Kosice en segunda posición y la Copa al Skoda Plzen por un marcador de 7-2 en la final a ida y vuelta. Los dos últimos Campeonatos domésticos en 1972 y 1973 fueron agónicos hasta el final ya que sólo existió un punto de diferencia entre el Spartak Trnava y el Slovan de Bratislava y Tatran Presov respectivamente. En Europa aún eran un equipo respetado y llegaron a los cuartos de final de la máxima competición continental en 1973 cuando cayeron frente al Derby County y en 1974 al hacer lo propio en los penaltis ante el Ujpest Dozsa. La tercera Copa tuvo que esperar hasta 1975 cuando avasallaron al Sparta de Praga por 4-1 pero el magnífico equipo de años atrás sólo era un bonito recuerdo. Tras disputar 424 encuentros y lograr 86 goles Kuna dejó el Spartak Trnava en 1980 para jugar durante tres temporadas en el Admira Wacker austriaco donde puso fin a su carrera con 35 años.

Con la Selección de Checoslovaquia su debut se produjo cuando tan sólo contaba con 19 años, lo hizo ante la URSS en un amistoso en 1966 y tuvo el privilegio de coincidir con un genio del fútbol de su país, Jozsef Masopust. Estuvo presente en el Mundial de México de 1970, Checoslovaquia quedó emparejada con Brasil, Rumania e Inglaterra y se marchó del torneo sin pena ni gloria al perder los tres encuentros por 4-1 ante la canarinha, 2-1 frente a los rumanos y 1-0 contra los "pross". Kuna disputó los tres partidos y su mayor tesoro lo consiguió el día de Brasil, la camiseta del número 10 Pelé. Participó en las fases de clasificación para la Eurocopa de 1972 y el Mundial de Alemania de 1974 pero no consiguieron el pase al quedar por detrás de Rumania y Escocia. Se despidió del combinado nacional muy joven con 26 años aludiendo que se sentía cansado. 

Vivió un gran momento cuando fue invitado junto a su compatriota Popluhar y otras figuras mundiales como Pele, Beckenbauer o Eusebio a jugar en el homenaje a Lev Yashin realizado en 1971 en el Estadio Lenin de Moscú con más de 100.000 espectadores en las gradas.

Ejerció como técnico en el club de su vida durante dos campañas hasta 1990, y posteriormente dirigió al Viena Neustadter austriaco y los conjuntos eslovacos del Trencin y el FK Dac 1904 Dunajská Streda con el que terminaría su labor en los banquillos en 2001.

Directivo de la Federación Eslovaca y Presidente del Spartak Trnava desde 2006 falleció el 1 de Febrero de 2012 a los 63 años después de una larga enfermedad.

kun.jpg

sábado, 15 de diciembre de 2012

Roger Magnusson "El brujo del dribbling"


Considerado como uno de los mejores regateadores de la historía del fútbol, algunos incluso le colocan a la altura de Stanley Matthews o Garrincha pero el pertenecer a un país como Suecia sin grandes resultados internacionales quizá le impidió recibir el reconocimiento que merecía. Nacido el 20 de marzo de 1945 en Monsteras (Suecia), fue un extremo diestro con gran habilidad, talento y calidad. Volvía locos a los defensas contrarios con sus regates y regalaba asistencias a sus compañeros de ataque. Su hermano Benno Magnusson ocho años menor que él jugó en varios clubes alemanes y ambos llegaron a coincidir en la Selección. 

http://www.allezredstar.com/images2012/magnusson01.jpg
Magnusson regateando a un rival
Su trayectoria la inició en las filas del Atvidaberg sueco con 16 años, en el conjunto escandinavo permaneció hasta 1965 cuando recibió una oferta del Colonia y se marchó a tierras germanas. Allí esperaban un futbolista  más goleador y Magnusson no terminó de encajar lo que le supuso un nuevo traspaso esta vez a la Juventus. Con los bianconeri apenas dispuso de minutos, pero dejó para el recuerdo un fabuloso gol en el desempate de los cuartos de final de la Copa de Europa de 1968 ante el TSV Eintracht Braunschweig, que supuso el pase del equipo italiano a semifinales. Al finalizar la campaña abandonó al equipo de Turín camino del Olympique de Marsella donde por fin encontró continuidad y se hizo un nombre en la historía del fútbol europeo. Debutó en agosto de 1968 en el Velodrome en un partido amistoso contra Toulon que finalizó 3-0. En aquel encuentro en cuanto recibió la primera pelota pegado a la cal, los aficionados pudieron comprobar el tremendo talento del sueco que con sus regates de ensueño y sus centros medidos puso en bandeja dos tantos al potente delantero Yegba Maya. En 1969 con la llegada al banquillo del técnico Mario Zatelli, además de ser considerado el mejor jugador extranjero del año en Francia consiguió su primer título como profesional, la Copa de Francia ganada en el Estadio de Colombes al Girondins de Burdeos por 2-0. Ese mismo verano volvió al equipo después de dos años el goleador Skoblar, lo que produjo el despegue definitivo del conjunto marsellés. Con el dúo infernal Skoblar-Magnusson el Olympique logró el Campeonato de Liga en 1971 y el doblete (Liga y Copa) un año después en 1972. El primer entorchado llegó tras 23 años de sequía al aventajar al Saint Ettiene en 4 puntos, las asistencias de Magnusson fueron decisivas para que Skoblar se proclamase máximo goleador con la increible cifra de 44 goles. El año del doblete superaron en la tabla al Nimes y vencieron al Bastia por 2-1 en la final de Copa celebrada en el Parque de los Principes de París. El Olympique participó en las ediciones de la Copa de Europa en 1972 y 1973 pero la suerte les fue esquiva al tener que jugar en en octavos de final ante el futuro campeón el Ajax de Amsterdarm y en la primera fase contra el finalista de ese año la Juventus, respectivamente. Se marchó en 1974 con destino el Red Star FC debido a la llegada la temporada anterior de Salif Keita que le fue despojando de minutos y relegando a la suplencia. Su bagaje total con la entidad de la Costa Azul se resume en 160 encuentros y 25 tantos. Con el Red Star disputa un par de temporadas, la primera en la Division 1 y la última en la Division 2 antes de poner rumbo a Suecia y vincularse al Helsingborgs en 1977, Vilans Bolf en 1978 y Landskrona 1979-1980 momento en el que pone punto y final a su carrera deportiva.

Con la Selección de Suecia fue internacional en 14 ocasiones anotando 3 dianas. Actuó por primera vez en 1964 frente Dinamarca logrando uno de los tantos en la victoria por 4-1. Participó en la fase de clasificación para el Mundial de Inglaterra 1966 en la que Alemania Federal les dejó fuera y en el Mundial de México 1970 los escandinavos si estuvieron en la gran cita pero él no pudo asistir ya que su equipo el Olympique de Marsella le negó la autorización. Su último encuentro lo jugó ante Francia en París donde los suecos cayeron por 3-0.

Actualmente reside en Kristianstad al sur de Suecia.

http://handinglove.co.uk/wp-content/gallery/sweden-stickers-mexico-70/roger-magnusson.jpg

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Delfín Benítez "El mariscal paraguayo"


Figura esencial junto con Manuel Fleitas Solich, Gerardo Rivas y Arsenio Erico del fútbol de Paraguay en la primera mitad del siglo XX y uno de los delanteros más completos de la historia del país. Nacido el 24 de septiembre de 1910 en Asunción (Paraguay), vivía justo enfrente del estadio de Libertad, era casi el patio de su casa y por ello estaba destinado a jugar al fútbol como el mismo decia. Ariete bajito pero de complexión fuerte tenia un cañon en su pierna izquierda, un magníco regate y gran inteligencia a la hora de interpretar el juego. Le apodaron el "machetero" por la Guerra del Chaco de los años 30 donde los soldados paraguayos combatian a punta de machete y que coincidió en el tiempo con un partido en el que Benitez anotó dos goles para Boca ante Velez, titulando un periódico al día siguiente "El fortín de Velez cayó en poder del machetero Benítez".

Benítez con la camiseta de Racing
Comenzó su trayectoria con Libertad de Paraguay en 1927 frente a Olimpia. Tenía 17 años, entró para sustituir al lesionado Gerardo Rivas y anotó el segundo gol de su equipo en la victoria por 2-1. Desde entonces agarró la titularidad y fue clave en la Liga de 1930 que conquistó Libertad por delante de River Plate y en el que un gol suyo ante Presidente Alvear les hizo cantar el alirón. En 1932 se produce su pase a Boca y tras un periodo de adaptación en el segundo conjunto del club, donde demuestra su talento, consigue un sitio en el primer equipo tras entrar en el mismo en el clásico ante River. Un partido en el que Benítez asume la responsabilidad de sustituir a Varallo anotando dos goles y dándole la victoria a Boca que vence 2-1. A partir de ahí el "machetero" se convierte en uno de los referentes del plantel compartiendo línea de ataque y formando un trío legendario con Francisco Varallo y Roberto Cherro. Permaneció en las filas de Boca por espacio de siete temporadas en las que conquistó 2 Campeonatos de Primera División en 1934 y 1935 al aventajar a Independiente de Avellaneda en uno y tres puntos respectivamente. En 1939 abandonó la disciplina de la xeneize con un bagaje de 162 encuentros y 107 dianas para incorporarse a Racing Club, conjunto en el que jugaría por espacio de dos temporadas. Allí se proclamó máximo goleador del Campeonato en 1940 con 33 goles ex aequo con el español Lángara (San Lorenzo de Almagro), en una campaña donde La Academia finalizó en 5ª posicion. A continuación en 1941 se marchó a Ferro Carril Oeste donde jugó hasta 1944, unas temporadas en las que la entidad del barrio porteño de Caballito luchaba por mantenerse en la máxima categoría. Tras su paso por el fútbol argentino regresó a Libertad, luego se marchó a Venezuela y posteriormente a Colombia, donde actuó en Sporting de Barranquilla hasta 1952 y en Boca Juniors de Cali hasta colgar las botas en 1953 con 42 años. 
  
Con la Selección de Paraguay debutó a los 19 años en 1929, fue en la Copa América ante Uruguay a la que derrotaron por 3-0. En esa edición quedaron subcampeones tras Argentina al perder en el duelo directo por 4-1. En 1930 fue convocado para el primer Mundial de fútbol, su país quedó encuadrado en el grupo 4 con Estados Unidos y Bélgica y no pasaron a la siguiente fase tras caer ante los norteamericanos por 3-0 y ganar a los "diablos rojos" por 1-0, siendo Benitez titular en ambos encuentros. Su último gran torneo lo disputó en la Copa América de 1946 cuando contaba con 36 años. Paraguay finalizó en tercer lugar tras Argentina y Brasil y logró un gol frente a Bolivia en la victoria por 4-2. Además representó a la Selección Argentina en 1934, en un partido contra Uruguay en el que marca un tanto.

Tras su retirada ejerció como técnico en el Independiente Medellín colombiano con el que salió campeón liguero en 1955 y en Venezuela dirige al Club Deportivo Español logrando la Liga de 1959. 

En el año 2000 fue condecorado por la CONMEBOL con la orden al mérito del fútbol sudamericano. Falleció en Caracas (Venezuela) el 8 de enero de 2004 a la edad de 93 años.


domingo, 9 de diciembre de 2012

Pak Doo Ik "El héroe de Ayresome Park"


Julio de 1966, estadio de Ayresome Park en la localidad de Middlesbrough, se enfrentan la potente Italia con Mazzola, Rivera, Faccheti o Albertosi en sus filas ante un desconocido plantel de Corea del Norte. A las 21:30 horas se acababa de producir una de las mayores sorpresas en la historia de los Campeonatos del Mundo, Italia hacia las maletas tras perder por 1-0, gol logrado por el anónimo Pak Doo Ik que a partir de ese instante se hizo un hueco en los anales del deporte rey. Nacido el 17 de marzo de 1942 en Pyongyang (Corea del Norte) fue un delantero rápido, incansable y poseía un potente y peligroso chut. Le apodaron "La perla de Oriente".

Pak Doo Ik batiendo a Albertosi
Jugó toda su vida en el Moranbong SC de su localidad natal Pyongyang. En total fueron 12 temporadas, pero no hay datos fiables de su trayectoria ni de los resultados del club en las competiciones futbolísticas en los años 60 y 70 dado el hermetismo del país. Se hizo leyenda con la Selección de Corea del Norte donde fue internacional en 87 ocasiones logrando 17 tantos. Los primeros pasos los dio en la clasificación para los Juegos Olímpicos de 1964 celebrados en Tokio, los norcoreanos eliminaron a Burma y Tailandia y lograron un billete para el torneo, pero unos meses antes de celebrarse la cita olímpica Corea del Norte retiró a toda su delegación y no acudieron. El siguiente campeonato en que participó con su Selección fue el GANEFO (Juegos de las Nuevas Fuerzas Emergentes) de 1965 con sede en su país y que vencieron tras quedar por delante de China y Vietnam del Norte en la clasificación final. A finales de ese año disputaron la calificación del Mundial de Inglaterra en 1966 logrando el pase ante Australia, tras vencerla en los dos partidos jugados en Phnom Penh (Camboya) por 6-1 y 1-3. Viajaron a las Islas Británicas con el único objetivo de realizar un papel digno y las circunstancias que finalmente se dieron no entraban en sus pronósticos. Quedaron encuadrados en un grupo con la URSS que era subcampeona de Europa, Italia con grandes jugadores en sus filas y Chile que había sido 3ª en el anterior Campeonato del Mundo. En el primer encuentro frente a los soviéticos cayeron por un claro 3-0, en el segundo iban por los mismos derroteros hasta que un penal transformado por Seung en el minuto 88 les dió un empate ante los sudamericanos y en el tercero y decisivo jugaron el partido de sus vidas ante los transalpinos que les hizo entrar en la historia. Un grupo de comandantes solteros del ejército (condición necesaria para integrar el equipo de Corea del Norte) golpeó de lleno el orgullo italiano y les derrotó por la mínima, lo que supuso el ascenso a sargento de Pak Doo Ik tras el tanto conseguido. Aquel partido conmocionó a Italia y al fútbol en general, llegando incluso el equipo italiano a ser recibido en su regreso a casa con una lluvia de tomates podridos. Los asiáticos se clasificaron para cuartos de final y se vieron las caras con Portugal, Pak Doo Ik volvió a brillar y llegaron a colocarse 3-0 en el marcador, pero emergió la figura de Eusebio con 4 dianas y los lusitanos remontaron y acabaron venciendo por 5-3. Su último encuentro con el equipo nacional tuvo lugar en un amistoso ante Argelia en 1969 que acabó con victoria norcoreana por 1-3.

 













 

En un documental televisivo que vio la luz en 2002 titulado “The game of their lives” (El partido de sus vidas) se llegó a contar que pasaron de héroes a villanos por su derrota ante Portugal y que incluso fueron mandados a un campo de trabajo pero es algo que no se ha podido comprobar. Ese mismo año Pak Doo Ik viajó con 7 de sus compañeros a Inglaterra para rememorar aquel histórico enfrentamiento.

Tras su retirada se marchó del ejército y se dedicó a trabajar como profesor de educación física. En la actualidad vive en Pyongyang y tiene 70 años.


jueves, 6 de diciembre de 2012

Mariano Martín "El primer trofeo Pichichi del Barcelona"


El Fútbol Club Barcelona se ha distinguido a lo largo de su historia por tener grandes delanteros, desde Alcántara en la década de los 10 y 20 a Messi en la actualidad, pasando por los Etoo, Ronaldo, Romario, Quini, Rexach, Kocsis, César o Martín que fue el primero que abrió la senda de los Trofeos Pichichi en la entidad blaugrana en 1943. Nacido el 20 de octúbre de 1919 en Dueñas, provincia de Palencia (España), fue un delantero veloz de poderosa arrancada, con gran fuerza y una enorme eficacia de cara a puerta como demuestra su asombrosa media de 0,82 goles por encuentro en el Barcelona. Fue apodado por la prensa deportiva como "La furia del área".

Tuvo una infancia dura, a los 9 años abandonó la escuela y se puso a trabajar. Sus padres eran agricultores, se trasladaron a Barcelona cuando Martín era muy joven y allí comenzó a jugar al fútbol. El primer equipo al que perteneció fue el Peña Font, donde permanece hasta el estallido de la Guerra Civil, más tarde ingresó en el Sant Andreu de la mano de su director técnico y ex jugador blaugrana Josep Planas. Precisamente la recomendación de Planas en 1939 cuando era entrenador del Barcelona fue determinante para su fichaje por el conjunto de la ciudad condal. Llegó a punto de acabar el Campeonato de Liga de la campaña 1939/1940 y su debut se produjo ante nada más y nada menos que el Real Madrid en un partido que terminó empate a 0. En su primera temporada completa alternaba la titularidad con Julián Vergara, algo que creó polémica en la afición, ya que la mayoría querían ver a Martín en el plantel inicial, por lo que Vergara acabó jugando de interior izquierda y Martín en el centro de la delantera. En 1942 consiguió su primer título como culé, pese al discreto papel en Liga donde acabaron 12º eludiendo el descenso por 2 puntos, en la Copa su cara fue bien distinta y se alzaron con el trofeo tras vencer en la final al Athletic de Bilbao en la prórroga por 4-3, con dos goles de Martín, uno de ellos el decisivo anotado en el tiempo extra. La temporada siguiente dió sus mejores prestaciones y se proclamó máximo goleador de la competición con 32 tantos (algunas fuentes indican que 30), aunque ello no sirvió para ganar la Liga que se la llevaría el Athletic de Bilbao con el Barcelona en 3ª posición a 4 puntos. El récord de Martín fue tan extraordinario que hasta la llegada de Ronaldo en 1996 (34 dianas) ningún jugador barcelonista pudo batir su cifra de goles en el Campeonato de Liga español. En la campaña 1943-1944 marcó otra nada despreciable cantidad de 24 dianas a pesar de sufrir en febrero una grave lesión de rodilla, tras la cual y a pesar de regresar a los terrenos de juego no vuelve a ser el mismo. En 1945 conquista su primera Liga tras aventajar el F.C. Barcelona al Real Madrid en un punto, pero pierde la titularidad y juega 11 partidos perforando la red 4 veces. A finales de ese año se juega la Copa de Oro "Argentina" que disputan el Barcelona como campeón de Liga y el Athletic de Bilbao como vencedor de la Copa. El partido finaliza con un espectacular 5-4 a favor de los catalanes y dada la expectación que levantó el trofeo la Federación Española decide instaurar la Copa Eva Duarte (actual Supercopa de España). Sus últimos trofeos aunque con una participación ínfima fueron el Campeonato de Liga 1947-1948 y la Copa Eva Duarte de 1948 en la que el Barcelona venció al Sevilla por 1-0. Su bagaje total fue de 150 partidos y 123 tantos. Se marchó al Gimnastic de Tarragona donde jugaría un par de temporadas antes de poner punto y final a su carrera en el Sant Andreu en 1951.

Con la Selección Española fue internacional en 3 ocasiones. Se vistió la zamarra roja en abril de 1942 en Berlín, en un amistoso entre Alemania y España que finaliza empate a 1. Su siguiente encuentro es días más tarde frente a Italia en Milán que acaba con victoria transalpina por 4-0 y su despedida del combinado nacional tiene lugar en 1946 en el Estadio Metropolitano de Madrid en un partido frente a Irlanda que se lleva la victoria por 0-1.

Falleció en 1998 a la edad de 68 años en Cabrils. 

Imagen del reportaje titulado:  MARIANO MARTÍN

lunes, 3 de diciembre de 2012

Annibale Frossi "El ala tornante miope"


Uno de los casos más curiosos en la historía del fútbol lo protagonizó Frossi, aquejado de miopía desde que era niño jugó durante toda su carrera con gafas, algo que no impidió una brillante trayectoria. Además suya es una de las frases que ha pasado a la posteridad en el deporte rey: "El partido perfecto es el que termina 0-0". Nacido en Muzzana de Turgnano, provincia de Udine (Italia) el 6 de Agosto de 1911, fue un extremo derecha (ala tornante en italiano) veloz y oportunista, con gran capacidad atlética y dotado de un potente y preciso disparo. 
Comenzó su trayectoria en el fútbol profesional con el Udinese en 1930, llegando a jugar ocasionalmente como delantero centro y convirtiéndose en uno de los jugadores emergentes esa misma temporada. Contribuyó a lograr el ascenso a la Serie B y a permanecer en la categoría la campaña siguiente. En agosto de 1931 ficha por el Padova con el objetivo de ascender a la Serie A y lo consiguen tras finalizar en segunda posición sólo por detrás del Palermo. Tras dos años en el equipo "biancorossi" donde marca 10 goles en 47 partidos es requerido para hacer el servicio militar en Bari y es traspasado al conjunto de la región de Apulia. Firma 12 tantos en 30 encuentros y retorna al Padova a principios de 1935 pero no evita con sus 14 dianas el descenso a la Serie C. En verano de ese mismo año conoce en el barco Saturnia a Adelchi Serena presidente del L´Aquila, que le hace una oferta con el objetivo de ascender a la máxima categoria del calcio italiano y Frossi acepta, pero los resultados no son tan buenos como esperaban y terminan en 9ª posición de la tabla. A pesar de lograr una de las cifras más bajas de su carrera al anotar 9 goles le llega el desafío más importante de su carrera, es traspasado por 50.000 liras a la Associazione Sportiva Ambrosiana-Inter (actual Inter de Milán) conjunto en el que jugó desde 1936 a 1942. Allí gana la Liga en dos ocasiones, la primera en la campaña 1937-1938 al aventajar a la Juventus en dos puntos y la segunda en la temporada 1939-1940 tras quedar por delante del Bolonia. Además conquistan la Copa de Italia de 1939 tras vencer al Novara en la final por 2-1, el segundo tanto obra de Frossi mediada la primera parte. Eran una gran squadra llena de magníficos jugadores como el mítico Giuseppe Meazza, Pietro Ferrari, Giovanni Ferrari, Ugo Locatelli o Atilio Demaría. El bagaje de Frossi en la entidad interista fue de 147 partidos y 49 dianas. Después jugaría una temporada en el Pro Patria (1942-1943) en plena Segunda Guerra Mundial y colgaría las botas en 1945 con 34 años en el Como.
Con la Selección de Italia jugó un total de 6 partidos logrando 8 goles. El entrenador Vittorio Pozzo le descubrió cuando militaba en la Serie B y le convocó para los Juegos Olímpicos de Berlín en 1936 en una azzurri llena de jugadores debutantes. El experimento no pudo ir mejor, consiguieron la medalla de oro y además Frossi se erigió en máximo goleador del torneo con 7 tantos.  Firmó el gol decisivo en el primer partido contra Estados Unidos (1-0), marcó un hat-trick en la victoria ante Japón por 8-0, en semifinales ante Noruega anotó un tanto en la prórroga que les dió el triunfo por 2-1 y en la final frente a Austria (2-1) logró convertir las dos dianas, incluida una en el tiempo extra que les convirtió en Campeones Olímpicos. Tras los Juegos fue convocado para un encuentro de la Selección B ante Austria en 1937 que acabó con victoria transalpina por 3-2 y vistió por última vez la zamarra del combinado nacional en un amistoso ante Hungria en 1937 a la que vencieron por 2-0 con un gol suyo.

Después de dejar el fútbol en activo trabajó unos meses en Alfa Romeo y a partir de 1946 empezó su labor en los banquillos. Dirigió al Luino de 1946 a 1948 y posteriormente durante una campaña al Mortara. En 1949 fichó por el Monza, donde permaneció durante cuatro campeonatos ganando la promoción a la Serie B en 1951. Dimitió en noviembre de 1953 y aceptó la oferta del Torino manteniéndose hasta 1956 y logrando la salvación del equipo en la Serie A. Al finalizar la temporada recibe la llamada del presidente del Inter Angelo Moratti y junto con Luigi Ferraro se hacen cargo del conjunto nerazzurri. Los resultados y el juego no son los esperados y tras 23 partidos son destituidos y les reemplaza Giusseppe Meazza. En 1958 el Genoa le contrata para intentar salvar al equipo del descenso y lo consigue al finalizar en 12ª posición. Su siguiente club es el Nápoles en 1959, impone unas teorias muy defensivas que no son del gusto ni de la directiva ni de la afición y sólo entrena al equipo hasta mediados de octubre cuando es cesado en el cargo. Regresa en 1960 a un Genoa relegado a la última posición con 0 puntos por comportamiento antideportivo. Inicia la siguiente campaña en Serie B con el objetivo de ascender pero los pobres resultados le llevan a ser despedido en marzo de 1961 tras caer derrotados en casa 1-2 por la U.S Alessandria. Tras más de un año y medio parado le llama el Módena antes de la Navidad de 1962 con el propósito de evitar el descenso de categoría. Les mantiene en Serie A tras quedar décimo segundos y se gana la confianza para iniciar la temporada 1963-1964 en el banquillo. Las cosas no marchan tan bien como meses atrás, es despedido en febrero de 1964 y finalmente el Módena desciende de división. Su ultima aventura tiene lugar en la Triestina en 1965 en Serie B donde quedan penúltimos en la tabla y Frossi pone fin a su carrera como técnico. A partir de 1974 trabajó en la BBC como reputado comentarista y escribía con frecuencia artículos para el diario La Stampa. 
  
Falleció en Milán debido a una neumonía en 1999 a los 87 años de edad.

jueves, 29 de noviembre de 2012

José Rafael "Fello" Meza "El goleador tico"


Considerado junto a Alejandro Morera como el jugador más grande de la historia de Costa Rica. Una máquina de meter goles y un trotamundos que llegó a jugar en siete equipos de cinco paises distintos a lo largo de todo el continente americano. Nacido en Cartago (Costa Rica) el 6 de julio de 1920 fue un delantero goleador que dominaba el arte del regate, el desmarque y el remate.

Comenzó a jugar al fútbol desde pequeño cuando su padre le regaló un balón a los cinco años. Su primer equipo fue el Ciclón Negro, y de ahí pasó a las categorias inferiores del Club Sport Cartaginés, conjunto con el que debutó en Primera en 1937 con 17 años. En su primera temporada no gozó de demasiados minutos pero en las campañas siguiente empezó a demostrar todo el talento que llevaba dentro al anotar 7 y 12 goles respectivamente. Fello fue crucial para el título de Liga conseguido por el Cartaginés en 1940, en el último encuentro que disputaron ante el C.S.Herediano anotó dos goles cuando perdían por 3-0, esos dos tantos iniciaron una remontada histórica, puesto que el Club Cartaginés consiguió vencer finalmente por 4-3. Aquel día se consagró como un magnífico jugador y además se erigió como máximo goleador con 17 tantos, pese a haber estado lesionado buena parte de la temporada. Sus actuaciones no pasaron desapercibidas y fichó por el Moctezuma de Orizaba mexicano que le puso encima de la mesa un gran contrato. En el equipo mexicano cumplió las expectativas y se convirtió en máximo goleador del torneo con 21 goles, llegando a lograr 6 tantos en un mismo encuentro frente al Asturias. Tras el verano de 1941 llegó a Argentina tras aceptar una oferta del Club Estudiantes de la Plata, conjunto en el que vivió buenos momentos y formó junto Galiardo, José Negri, Cirico y Pellegrina una delantera aún recordada por los más viejos del lugar. Dejó su sello del gol en las dos campañas que disputó con los "pincharratas" logrando 18 goles en 1942 y 15 en 1943, pero el combinado de La Plata no tuvo opciones reales de conquistar el Campeonato al finalizar en 6ª y 5ª posición respectivamente. Vuelve a las filas del Moctezuma en 1944, acaban terceros en la tabla y Fello anota 21 goles lo que le abre las puertas a un nuevo traspaso, es transferido al equipo más popular de México en aquel momento, el Atlante, donde logrará trofeos tanto en lo individual como en lo colectivo. En las filas blaugranas se incorpora a una delantera compuesta por Horacio Casarín, Angel Segura, el español Ventolrá, y el argentino Nicolau, que bate los registros de la época llegando a conseguir 121 goles en 28 partidos, de los cuales Fello colaboró con 35 dianas. Ese mismo año se proclamaron Campeones de Liga tras aventajar en un punto al Club León. Permaneció con los "potros de hierro" hasta 1948, cuando regresó en una tercera etapa al U.D. Moctezuma, entidad con la que puso el punto y final a su paso por el fútbol mexicano. Su siguiente destino fue Colombia y más concretamente Universidad de Bogotá, allí no le acompaño la suerte y una lesión en la rótula le impidió rendir a su verdadero nivel. En 1950 regresa a Costa Rica al club de sus inicios el C.S.Cartaginés, donde juega durante dos temporadas y en la primera de ellas consiguen salvar la categoría al vencer en la promoción al Campeón de Segunda. Tras dejar al equipo 3º en 1952 se embarca en una nueva aventura, ficha por el Aduana de Tela de Honduras, marca 16 goles y se alzan con el título liguero por delante de Abacá. Regresa a a su país en 1954 y tras un breve paso por el Cartaginés se enfunda los colores del Herediano, equipo con el que obtiene su último entorchado como profesional, la Liga de Costa Rica de 1955. Su adiós de los terrenos de juego se produjo en enero de 1957, en un amistoso entre el Herediano y el Rapid de Viena que ganaron los "florenses" por 7-0. Fello anotó en su trayectoria más de 350 goles y posee un récord que aún nadie ha podido igualar, en 15 meses (entre 1940 y 1941) consiguió ser máximo goleador con  tres equipos distintos en diferentes torneos: C.S.Cartaginés costarricense, la Selección de Costa Rica y el U.D. Moctezuma mexicano.

Con la Selección de Costa Rica disputó 7 partidos como internacional logrando 11 tantos en un periódo de 10 años (1941-1951). Su mayor éxito tuvo lugar en 1941, cuando los "ticos" consiguieron el triunfo en el I Campeonato Centroamericano y del Caribe por delante de El Salvador, competición de la que "Fello" Meza, con nueve goles, fue máximo goleador. También llegó a participar en los V Campeonatos Centroamericanos y del Caribe celebrados en Panamá en 1951, pero esta vez se impuso el equipo local en la clasificación por 2 puntos de diferencia.

Tras su retirada ejerció como técnico dirigiendo a U.D. Moctezuma (México), Aduana de Tela (Honduras), en la Primera División de Costa Rica a Club Sport Cartaginés, C.S Herediano, Limón F.C: y Turrialba F.F. y en la Segunda categoría a San Carlos, Puntarenas, Golfito Pérez Zeledón y Paraiso.

Como homenaje a su figura el C.S.Cartaginés puso a su estadio en 1973 el nombre de José Rafael ¨Fello¨ Meza, durante un triangular en el que participaron junto al Liverpool de Uruguay y Herediano. En 1999 el periódico La Nación le nombró mejor deportista de Costa Rica del siglo XX.

Falleció el 15 de junio de 1988 a la edad de 68 años.

martes, 27 de noviembre de 2012

Alberto Machimbarrena "Un gentleman del fútbol"


El paso del tiempo ha ido dejando en el olvido a muchos jugadores que ayudaron a la difusión del fútbol en España y fomentaron una conducta en la que importaba ganar pero también saber perder. Uno de estos casos es el de Alberto Machimbarrena, un auténtico caballero dentro del campo en el que destacaba su comportamiento exquisito, sin ninguna incorrección y por el que la afición sentía verdadera veneración. Nacido en San Sebastián, Guipúzcoa (España) el 20 de Agosto de 1895, fue un medio centro elegante, de notable técnica, que destacaba por su excelente conocimiento del juego y por su jerarquía para ordenar tácticamente al equipo. Se convirtió en mentor de René Petit, al que aconsejó en numerosas ocasiones y le enseñó a jugar de centrocampista.

Ficha de Machimbarrena 1922/1923
Comenzo de niño jugando de portero en el Aurrerá hasta que con 10 años se inscribe en la cantera del Easo A.C., allí se proclamó campeón infantil durante cuatro años seguidos y coincidió con varios jugadores que más tarde terminarían jugando como él en el Real Madrid: los hermanos Sotero y Eulogio Aranguren, Juantorena y Castell. Con 16 años llega al San Sebastián Recreation Club (antecedente de la Real Sociedad) y se instala en el primer equipo en 1910 ya con la denominación de Real Sociedad. Rápidamente se hace con la titularidad en un equipo donde destacan Agustín Eizaguirre en la porteria, Arrate en la defensa o Artola en el frente de ataque. En 1911 inicia sus estudios en Madrid y mientras se encuentra en la capital juega con el Real Madrid y cuando regresa a su ciudad lo hace con el equipo txuri-urdin. En 1913 disputa con la Real Sociedad la final de la Copa de España organizada no por la Federación sino por la Unión Española de Clubs de Football, el Barcelona se haría con el triunfo después de tres partidos (los dos primeros acabaron en empate) tras derrotar a los guipuzcoanos en el Camp del Carrer Indústria por 2-1. A finales de este año estalla el "Caso Machimbarrena" que provocó la intervención de la Federación, denunciando la ilegalidad de que el jugador perteneciera a dos clubes (Real Madrid y Real Sociedad)  Esta temporada la jugaría en la Real Sociedad y la posterior 1914/1915 lo haría en el equipo madridista. El jugador aceptó aunque esta polemica le afectó negativamente y obligó a cambiar los reglamentos por los cuales ningún jugador podría jugar en dos clubes al mismo tiempo. Terminados sus estudios ficha por el club madridista y a partir de 1917 llegan los éxitos en forma de títulos. Conquistan el Campeonato Regional por delante del Athletic de Madrid que les da el pasaporte para el la Copa del Rey. En cuartos se deshacen del Sevilla y en semifinales del F.C. España antes de enfrentarse al Arenas de Guetxo en la final celebrada en Barcelona, donde en el segundo encuentro vencen por 2-1 en la prórroga al club vizcaíno. Un año más tarde repiten trofeo Regional ante su eterno rival el Athletic de Madrid y se presentan en la Copa del Rey de 1918 como favoritos. Eliminan a Español y Recreativo de Huelva pero en la final caen ante un potente Real Unión de Irún por 2-0 ya con René Petit en sus filas. Permaneció hasta 1919 en la entidad merengue cuando decide regresar a la Real Sociedad para finalizar allí su carrera. No logra ningún Campeonato Regional de Guipúzcoa al perder dos finales consecutivas ante el Real Unión de Irún y decide poner fin a su etapa en activo en 1921. Sin embargo vuelve a vestirse de corto un año más tarde ante la falta de efectivos de la Real Sociedad y disputa varios encuentros hasta que cae enfermo. Padeció una gripe que dejó en su cuerpo el germen devastador de la tuberculosis, diagnosticada tras una intervención quirúrgica. Ingresó en el Sanatorio de Guadarrama pero no pudo recuperarse y falleció el 19 de Julio de 1923.

Busto de homenaje de la Real Sociedad a Machimbarrena
Escultura de Aranguren y Machimbarrena

Nunca llegó a jugar con la Selección Española puesto que el primer partido del combinado nacional fue en los Juegos Olímpicos de Amberes en 1920 y por entonces Machimbarrena que tenía 32 años se encontraba en la cuesta abajo de su carrera.

En 1925 el Real Madrid encargó una escultura para recordar a Machimbarrena y Sotero Aranguren (también fallecido prematuramente en 1922), en un principio fue colocada en los jardines del estadio y en las escaleras de acceso a las oficinas, pero finalmente su ubicación se fijó en la salida del vestuario blanco y se comenta que los jugadores tocan el balón para que les dé suerte. En los últimos años se suelen dar reproducciones a ex-jugadores por los servicios prestados en el club blanco.


sábado, 24 de noviembre de 2012

Guilherme Espírito Santo "El atleta versátil de las águilas rojas"


Un magnífico deportista con todas las letras, es la mejor forma de definir a Espírito Santo. Con un físico privilegiado destacó en todas las facetas deportivas a las que se dedicó, principalmente en el fútbol pero también como tenista y atleta donde fue campeón nacional y recordman en tres modalidades de salto: altura, triple y longitud. Concretamente en ésta última hizo una mejor marca de 6,89m en 1938 que permaneció imbatida durante muchos años. Nacido en Lisboa (Portugal) en 1919 aunque de origen angoleño, se desempeñaba como delantero centro y en ocasiones de extremo derecho, con una velocidad impresionante, poderoso salto y facilidad para el regate y el gol, su clase y sus cualidades le valieron para marcas las diferencias en el Benfica de los años 30 y 40. Fue conocido en el mundo del fútbol como la "perla negra".

Hombre de un sólo club llegó al Benfica con 16 años y debutó el 20 de septiembre de 1936 en Setubal, en el Campo dos Arcos, y ante el equipo local del Vitoria Setubal. Ya demostró su habilidad y gran remate en los diez minutos que estuvo sobre el campo al lograr anotar un tanto de cabeza. En sus dos primeras campañas como profesional, el Benfica que defendía título repitió ganando los Campeonatos de Liga de 1937 y 1938, al superar en la clasificación a Os Belenenses y Oporto respectivamente. En 1940 el Benfica conquista la primera Taça de Portugal al derrotar a Os Belensenses por 3-1 con un tanto de Espírito Santo, además esa misma campaña también logran el Campeonato de Lisboa al vencer al Sporting. Tras cinco temporadas llenas de éxitos, la carrera y la vida de Espírito Santo corrió grave peligro en 1941, le fue detectado una inflamación severa de los pulmones que le mantuvo alejado de los terrenos de juego y las pistas de atletismo durante tres años. Regresó al final de la campaña 1943/1944, el entrenador húngaro Janos Biri decidió colocarle como extremo derecho y pudo participar en los últimos siete partidos de la temporada, incluyendo la final de la Taça de Portugal donde apabullaron al Estoril-Praia por 8-0. En 1945 otra Liga llega a las vitrinas con Espírito Santo en la plantilla benfiquista al aventajar en 3 puntos a su eterno rival, el Sporting. A partir de 1948 su papel en el equipo comienza a menguar debido a la edad y los problemas en forma de lesiones, aún así colabora para alzar otra Taça de Portugal en 1949 cuando vencen al Atlético Clube de Portugal por 2-1, y en el Campeonato de Liga portugúes de 1950 que dominan de principio a fin y donde sacan 7 puntos en la clasificación final al Sporting. Se retira con 40 años, con unas cifras de 285 partidos, 199 goles y 16 hat-tricks a lo largo de su carrera.

Con la Selección de Portugal debutó (fue el primer jugador de color en hacerlo) el 26 de noviembre de 1937 en un encuentro frente a España celebrado en Vigo en plena Guerra Civil española. Es un partido que ha generado controversia puesto que ni España ni la FIFA lo consideran oficial, pero no así la Federación Portuguesa que da total validez al enfrentamiento y que supuso en aquel instante la primera victoria lusa sobre sus vecinos al vencerles por 1-2. Fueron un total de 8 las apariciones como internacional de Espírito Santo en las que anotó un tanto, concretamente en un amistoso frente Hungria en 1938. Vistió la zamarra del equipo nacional por última vez el 21 de Mayo de 1945 ante Suiza.
 
En 1999 recibió por parte del COI el premio al fair-play por el espíritu deportivo que siempre mostró en su trayectoria como atleta. Un año más tarde el Benfica le impuso la condecoración de "Aguila de Oro", galardón que sólo reciben socios o miembros distinguidos que hayan pertenecido al club lisboeta. Por último y con motivo del centenario del Benfica celebrado en 2004 fue nombrado Presidente de Honor de la entidad por sus servicios prestados y por representar fielmente durante años la gloria benfiquista.

Falleció el 25 de Noviembre de 2012 en Lisboa a los 93 años.

miércoles, 21 de noviembre de 2012

David Jack "El estratega de Lancashire"


Leyenda inglesa en la década de los 20 y 30, dos importantes hechos marcaron su carrera que han dejado huella en la historia del fútbol. El primero de ellos tuvo lugar en 1923 al ser el primer jugador en anotar un tanto en el mítico estadio de Wembley, mientras que el segundo se produjo años después, concretamente en 1928 al convertirse en el jugador más caro de la época tras pagar el Arsenal 10.890 libras (al cambio actual 700.000 libras) por su fichaje. Nacido el 3 de Abril de 1899 en Bolton, condado de Lancashire (Inglaterra), era hijo de Bob Jack un fútbolista escocés y hermano de Rollo y Donald que también dedicaron su vida al deporte rey. Jugaba de interior diestro y tenía una gran llegada al área rival, su estilo de juego no se basaba en correr sino en organizar al equipo con mucha pausa, cabeza e inteligencia, demostró ser un estratega muy calculador. Dotado además de un potente disparo podía chutar desde cualquier ángulo y posición.

http://www.arsenal.com/assets/_files/images/import/-Images-j-jack_david.jpg
Comenzó su trayectoria en el mismo conjunto que su padre Bob, el Plymouth Argyle en 1919. Tras 48 partidos y 11 goles recaló en el club de su ciudad natal el Bolton Wanderers. Debutó con los "Trotters" ante el Preston North End en 1921 y permaneció un total de ocho temporadas en las que marcó 144 tantos y formó un gran tándem con Joe Smith. Como títulos importantes consiguió dos FA Cup, en 1923 en Wembley, semanas después de la construcción del estadio derrotaron al West Ham por 2-0 (el primero obra de Jack) ante más de 125.000 personas y en 1926 tras ganar esta vez al Manchester City por 1-0 gol anotado de nuevo por Jack a 15 minutos del final del encuentro. En el Campeonato de Liga quedaron un par de veces en 4ª posición, pero la única vez que tuvieron posibilidades reales de llevarse el trofeo fue en la temporada 1924/1925 cuando finalizaron en tercer lugar a tres puntos del campeón el Huddersfield Town. En 1928, Herbert Chapman entrenador del Arsenal enamorado de su juego decide ir a por él ofreciendo una cantidad récord por su traspaso (£ 10.890)  en aquel momento y ficha al interior inglés. Se cuenta que el pase se negoció en el bar de un hotel y mientras Chapman bebia gintonics sin ginebra los representantes del Bolton tomaban la misma bebida pero con ginebra incluida. Jack llegó para sustituir al capitán Charlie Bucan y pronto se convirtió en uno de los futbolistas más regulares del Arsenal logrando además unas buenas cifras goleadoras. Su primer entorchado llegó en 1930 al ganar la FA Cup al Huddersfield Town por 2-0, mientras que el Campeonato de Liga lo ganaría en tres ocasiones, en 1931 al aventajar al Aston Villa en 7 puntos y en 1933 y 1934 de forma consecutiva tras quedar por delante del Aston Villa y Huddersfield Town respectivamente. Su tercer trofeo liguero fue el perfecto colofón a su carrera y con 35 años dejó el fútbol en activo. Disputó 208 partidos con los "Gunners", logrando 124 goles y convirtiéndose de ese modo en el noveno máximo realizador de la historia del club londinense.

Con la Selección de Inglaterra hizo su debut en 1924 en un partido del Campeonato Británico que les enfrentó a Gales y en el que cayeron derrotados por 1-2. Su primer tanto lo marcó en un amistoso frente a Francia en Colombes en 1928 que acabó con un contundente 1-5 para los ingleses. Su único título con los pross fue en el Campeonato Británico de 1930 cuando derrotaron a Escocia por 5-2 (un gol de Jack) y vencieron en la liguilla por dos puntos de diferencia a la "Tartan Army". No participó en el Mundial celebrado en Uruguay 1930 puesto que Inglaterra declinó asistir al considerar que ellos como inventores del fútbol debian organizar el primer Campeonato del Mundo. El último de sus 9 encuentros como internacional inglés fue en 1932, en un partido amistoso ante el Wunderteam austríaco en Stamford Bridge que acabó con 4-3 a favor de los locales.

Tras su retirada ejerció como técnico y dirigió primero al Southend United desde 1934 a 1940, más tarde al Middlesbrough de 1944 a 1952 y por último al Shelbourne irlandés un par de temporadas.
 
Falleció el 10 de septiembre de 1958 a los 59 años de edad. 

domingo, 18 de noviembre de 2012

Luis "Cascarita" Tapia "El Pelé centroamericano"


Con la reciente visita de la Selección Española a Panamá para jugar un partido amistoso se ha recordado la figura de Dely Valdés, posiblemente el mejor jugador de la historia del país, y de Rommel Fernandez, delantero que jugó en varios equipos españoles, pero antes que ellos quién marcó una época y ocupaba el corazon de los aficionados de la "Marea roja" fue Luís "Cascarita" Tapia. Nacido el 21 de octubre de 1944 en El Granillo (Panamá) fue un delantero con gran potencia física, formidable golpeo de balón con ambas piernas y que veia puerta con mucha facilidad. 

Comenzó a jugar al fútbol con 17 años en el Politecnica FC Ciudad de Panama y un año más tarde en 1962 fue traspasado al Deportivo El Granilla de su localidad natal. Pronto muchos ojos se fijaron en él y emigró a El Salvador para fichar por uno de los clubes más importantes del páis, el Alianza San Salvador. Hizo su debut en 1964, bajo la dirección técnica del chileno Hernán Carrasco Vivanco. Con el conjunto salvadoreño ganó dos campeonatos consecutivos en 1966 y 1967, en el primero de ellos vencieron en la final al CD Aguila por 2-1 y en el segundo hicieron lo propio arrollando al CD Sonsonate por 5-1. Además fue el mejor artillero de la competición en estas dos ediciones y también en la de 1968. Vivió la gran época del club, bautizada como "La Orquesta Alba" y donde militaban importantes jugadores salvadoreños como Magaña o Mariona y extranjeros como los chilenos Hermosilla y Sepúlveda, o el costarricense Alvarado. El gran éxito internacional llegó con la conquista de la Liga de Campeones de la CONCACAF en 1967. En primera fase eliminaron al Aurora guatemalteco, en semifinales derrotaron al Philadelphia Ukranians estadounidense y en la gran final que tuvo que decidirse en un partido de desempate ganaron al Jong Colombia, un conjunto de las Antillas Holandesas por 5-3. "Cascarita" Tapia, marcó sin duda una época que abrió el camino a varios futbolistas panameños en el fútbol centroamericano. Abandonó el equipo de los "paquidermos" en 1969 para iniciar un periplo por varios clubes donde no llegó a alcanzar el éxito de antaño. Se enroló en la Deportiva Galcasa de Guatemala, volvió a El Salvador para jugar en el Atlético Marte, la Universidad de San Salvador y el Club Negocios Internacionales con el que fue máximo goleador en el Campeonato doméstico y finalizó su carrera en su país disputando cinco temporadas en el Provincia de Panamá y dos en el Atlético Ciudad de Panamá para retirarse en 1981 a los 37 años. Uno de los momentos más emocionantes de su trayectoria lo vivió en 1971 cuando tuvo la oportunidad de jugar con el Atlético Marte frente al Santos de Pelé un partido amistoso que terminó 1-1.

Con la Selección de Panamá fue internacional en 77 ocasiones logrando 27 goles. Su primer partido tuvo lugar en 1963 y el único éxito con el combinado nacional llegó en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 1970 celebrados en casa, cuando vencieron a Guatemala en la final. Disputó y ganó en 1976 el primer partido en una eliminatoria mundialista de Panamá al enfrentarse a Costa Rica para acceder al Mundial de Argentina de 1978. Tapia anotó el primer gol que empataba el partido, y fue el jugador que creó más peligro en la porteria tica. Sin embargo una serie de rebeliones en el equipo, aderezado con suspensiones a varios jugadores y decisiones inexplicables por parte del entrenador, les dejaron fuera de la carrera mundialista en la liguilla de la primera fase que acabó liderando Guatemala. Vistió por última vez la zamarra roja en 1979.

En 1996 recibió un homenaje por parte del Alianza en la conmemoración de los 30 años del primer Campeonato liguero. En el Estadio Cuscatlán realizó el saque de honor y los aficionados aplaudieron a uno de los mejores jugadores de su historia y que participó en los años dorados del club. 

Actualmente a sus 68 años entrena en una escuela de fútbol de un colegio de la ciudad de Panamá.
 
http://mensual.prensa.com/mensual/contenido/2010/09/02/hoy/deportes/1434453.jpg


jueves, 15 de noviembre de 2012

Charles Miller "El padre del fútbol brasileño"

Debemos estar eternamente agradecidos a Miller puesto que gracias a él hemos tenido la posibilidad de disfrutar del juego de Brasil y de los innumerables cracks que han dado a la historia del fútbol. Nació en 1874 en Bras (Sao Paulo), era descendiente de una familia rica de ingleses y escoceses y se marchó muy joven a estudiar a Inglaterra. Allí con sus compañeros de clase jugaba al fútbol y hacia gala de su gusto por el regate, el control de balón y un estilo de juego alegre y vistoso. No tuvo una demarcación fija durante su carrera, pero si algo habria que resaltar sería su vocación ofensiva y su facilidad de cara a gol. En Inglaterra le colocaron el apodo de "Nipper", moleque en brasileño que significa muchacho. 

Comenzó a destacar en el equipo de su colegio el Banister Court, en el que marcó 41 goles y posteriormente en el Saints, un conjunto de Southampton. A los 17 años le invitaron a jugar un partido con el Corinthians, un club inglés amateur y que fue el germen de la fundación tiempo después del conjunto brasileño paulista. Destacó por encima del resto de jugadores, demostrando su gran dribbling e imaginación con la pelota, algo que sorprendió a los aficionados allí presentes. En 1894, regresó a Brasil con dos balones, un par de botas, uniformes usados y un reglamento de la FA y empezó a introducir el fútbol en el país sudamericano. El 14 de abril de 1895 se disputó un encuentro en un campo perteneciente a su familia entre empleados de la Compañía de Gas y de la Sao Paulo Railway Company, que acabó con victoria de éste último donde militaba Miller por 4-2. Convenció no sin dificultades a sus compañeros de trabajo y de cricket (funcionarios de la Compañia de Gas, la Sao Paulo Railway y el Banco de Londres), de la fundación de un club de fútbol y entre todos los británicos residentes en la ciudad constituyeron el Sao Paulo Athletic, el primer equipo de todo Brasil.

La creación del Campeonato Paulista tuvo lugar en 1902 y Miller se convirtió en la gran figura de la competición. Su club se proclamó campeón tras disputar una final de desempate ante el Paulistano y derrotarles por 2-1, ambos tantos firmados por Miller. Además fue el máximo artillero esa campaña con 10 tantos. A continuación llegarían dos trofeos más logrados de forma consecutiva en 1903 y 1904. De nuevo el gran rival fue Paulistano y las finales de desempate acabaron con resultado de 2-1 en la primera de ellas y 1-0 en la segunda. En 1904 Miller se alzó con su segundo premio de máximo goleador, esta vez compartido con su compañero Boyes al anotar ambos 9 tantos. En alguna ocasión jugó de portero llegando a encajar 9 goles en 1906 frente al Sport Club de Sao Paulo, hasta que en 1910 dejó el fútbol para dedicarse a su trabajo en la Royal Mail y sus labores como Vice-cónsul británico.

Como legado en un terreno de juego dejó una accion que ha llegado hasta nuestros días y que Miller realizaba con mucha frecuencia, tocar el balón con la espuela. Fue bautizada como "Dar de Charles" y con el paso del tiempo degeneró en "chaleira"

Estuvo casado con una famosa pianista llamada Antonieta Rudge y disfrutó del fútbol arbitrando algunos partidos y más tarde como un simple aficionado hasta su fallecimiento en 1953 a la edad de 79 años.


martes, 13 de noviembre de 2012

Gerd Kische "El rayo de Teterow"



Auténtico prodigio físico y con cualidades de atleta, corría los 100 metros en 10,7 segundos y era incansable en el terreno de juego. Figura mítica del Hansa Rostock, fue conocido como "Toro" por su tremenda fuerza. Nació en Teterow (Alemania) en 1951, se desempeñaba de lateral derecho aunque también podía jugar de central, con gran sentido táctico su velocidad le permitía incorporarse al ataque con frecuencia y era difícil de superar en el uno contra uno.

http://www.fc-hansa.de/themes/hansa/custom/legenden/kische2.jpgProcedente de una familia de futbolistas comienza a jugar en un club de su ciudad el BSG Teterow, con 15 años ficha por un club de categoría superior el SC Neubrandenburg donde permanece hasta edad juvenil. En verano de 1970 un ojeador del Hansa Rostock le ve en un partido y le realiza una oferta para fichar por el club que Kische acepta encantado. Permanecerá el resto de su vida deportiva en el Hansa Rostock convirtiéndose en una leyenda del club debido a su entrega y regularidad durante 12 años. La entidad blanquiazul compite por entonces en la Oberliga de la República Democrática Alemana frente a equipos muy poderosos como el Dinamo de Dresde, el Carl Zeiss Jena o el Magdeburgo. El palmarés de Kische con el Hansa Rostock es muy escaso y sólo ganó algunos trofeos regionales y torneos veraniegos. En Liga siempre quedaban en mitad de la tabla hasta que en la temporada 1974-1975 descendieron tras quedar en penúltima posición. Ascenderían un año más tarde para regresar a la DDR-Liga en 1976. De nuevo tras una campaña en la segunda división subieron a la Oberliga en 1978 y las últimas temporadas con Kische como profesional las finalizaron sin pasar apuros y con un mejor resultado de un 8º puesto. En la Copa llamada FDGB-Pokal su límite fueron los cuartos de final en los años 1971, 1973, 1975, 1977, 1979, 1980 y 1981 donde siempre cayeron eliminados por los grandes equipos del país que les impidieron levantar cualquier trofeo. Se retiró en 1982 tras jugar 248 partidos y anotar 23 goles, buena cifra sobretodo por la posición de lateral desde la que partía.

Internacional con la República Democrática de Alemania en 63 ocasiones, debutó en un amistoso frente a Mexico que finalizó con empate a 1. Anteriormente jugó en las categorias inferiores de la Selección y lograron en 1970 el Campeonato Europeo Junior (no oficial) tras empatar con Holanda en la final y una moneda decidiese al ganador. Fue convocado para el Mundial de 1974 tras dejar fuera en la clasificación a Rumanía, Finlandia y Albania. Les tocó en el grupo con sus vecinos de Alemania Federal, Chile y Australia. Vencieron en el primer encuentro a los "Socceroos" por 2-0 y empataron frente a los sudamericanos por 1-1 antes de que llegase el gran partido del torneo hasta ese momento. Alemania Federal era el gran favorito con una mezcla de jugadores del Bayern y Borussia Monchengladbach que les hacía una escuadra muy potente, pero la sorpresa se consumó cuando el delantero Sparwasser anotó un tanto en el minuto 77 que les dió la victoria. Las crónicas cuentan un gran partido defensivo por parte de Kische que amargó la noche a Heinz Flohe centrocampista del Colonia. Pasaron como primeros de grupo, pero en la segunda fase caerían tras finalizar terceros con 1 punto en una liguilla que compartian con Holanda, Brasil y Argentina. El gran éxito de Kische en su carrera tuvo lugar dos años más tarde en los Juegos Olímpicos de Montreal en 1976. Se alzaron con la medalla de oro al vencer a Polonia por 3-1 en la final y tras haber ido dejando en el camino a la URSS en semifinales, Francia en cuartos y España en la primera fase. Su último encuentro con la camiseta del combinado nacional fue en 1980 contra Hungria a la que vencieron por 2-0. Como anécdota se puede contar que Kische es el único jugador que se metió un gol en propia puerta en la historia de Alemania Oriental, concretamente ante Holanda en un amistoso celebrado en 1978.

En su momento se rumoreó que la Stasi le intentó reclutar como informador, para revelar conductas sospechosas durante el Mundial de 1974 y los Juegos Olímpicos de 1976, pero al parecer nunca se llegó a ningún acuerdo puesto que el jugador se negó una y otra vez.

Tras el fútbol se sacó la carrera de Empresariales y fue gerente en una empresa de construcción hasta 1991. Ese año se convirtió en Presidente del Hansa Rostock aunque sólo permaneció unos meses dirigiendo la entidad. En la actualidad sigue viviendo en Rostock y su mayor pasión es la caza.


Archivo: Gerd Kische Copa 1974.jpg